Autoboicot

Hola que tal amados amigos y amigas, los saluda su amigo Marco Antonio Meza Flores, aquí en ¿Qué es ser feliz? Hoy hablaremos sobre autoboicot. Un tema que me han pedido y que suelen tener muchas personas y no saben por qué. Así que, agarren sus asientos y comencemos.

Para comenzar me gustaría definir (poner fin) a qué le llamo yo autoboicot. El autoboicot (valga de redundancia) no es más que ponerse piedras u obstáculos en nuestro camino, ya sea laborales, amorosos, fraternos, de sueños y metas, la idea es meterse zancadilla para no lograrlos y tener un pretexto de no haber logrado lo que supuestamente queríamos, por X o Y circunstancia que nosotros mismos nos ponemos, pero que no queremos aceptar.

Muchas veces he escuchado o leído de psicólogos/as que el autoboicot es la forma de mantener a una persona dentro de su zona de confort, es ahí donde digo ¿¡es neta, estudiaron!? La zona de confort es un lugar en dónde estamos a toda madre, bien, con bonanza, paz y tranquilidad, ¿por qué diablos querría una persona en su sano juicio salir de ahí, si se encuentra feliz? ¡No! De donde queremos salir es de la zona de conformismo, pero para salir hay que arriesgarnos, y para hacer esto, hay que tomar la decisión dura de no dejar que el autoboicot nos diga “no podrás”, de ese lugar es que se sale, no de otro.

Existen muchísimos ejemplos de autoboicot, hasta el de enfermarnos realmente para no realizar aquello que dijimos haríamos, como por ejemplo: Meternos a un gimnasio, con la idea de tener mejor salud física, pero sólo ir algunos días, aunque pagamos el mes; o comenzar a decir que debemos adelgazar, entonces nos quitamos las harinas y los azúcares, pero al final del día comernos 10 tacos y un refresco; un día un cliente me dijo “comencé una nueva relación, pero ya sé que vamos a terminar pronto”, puff -contesté, para continuar diciendo, no puede ser que hayas empezado algo que ya terminaste en tu cabeza; esto es autoboicot y podríamos decir un sinfín de ejemplos de cómo nos autoboicoteamos o autosaboteamos, pero la idea es la misma, no alcanzar lo que nos proponemos o queremos lograr o por lo menos hacer.

Muchas de las veces nos boicoteamos por nosotros mismos, pero otras por lo que personas que tienen una gran influencia sobre uno nos dice. Cuando alguien a quien amamos nos dice: “Te irás al fracaso”; “te irá mal”; “serás un perdedor/a”, le damos tanta importancia a lo que los y las demás dicen que nos autoboicoteamos.

Pero todo tiene que ver con la autoestima que desde pequeños nos dijeron (que ya después de los 29 años no es válida porque comenzamos a ser adultos, y, por ende, decidimos qué nos puede doler y qué podemos mandar a la jodida), comenzamos a escuchar el “no podrás”, “muchos lo intentan y no pueden”, “sé realista, eso no es para ti”, “deja de soñar y ponte en tu realidad”, etcétera, entonces, cuando somos adultos pensamos que no podremos y que no valemos la pena para lograr lo que teníamos prometido para nosotros/as, porque somos “incapaces”.

Una de las tareas que les dejo a mis clientes/pacientes/consultantes es: “Escribe una lista de incapacidades”, ¿qué es esto? Simple ¿de qué soy incapaz, aunque quiero hacerlo? Cuando me ponen, soy incapaz de pegarle a mi mamá, les digo, claro que eres capaz de pegarle, pero no quieres, ¡no! Una incapacidad es aquello que quieres hacer, pero no lo haces, por miedo, flojera, ignorancia, etcétera, por ejemplo: Levantarte temprano; llegar puntual a las cosas; leer; etcétera, la incapacidad es aquella cosa que puedes hacer, pero no haces por X o Y cosa.

Otra de las cosas que leo o escucho de los disque psicólogos/as es que el autoboicot causa estrés, ¡no mamen! El estrés es un neurotransmisor normal en los seres humanos, pero se divide en dos el distrés o estrés malo y el eustrés que es el estrés bueno, todos y todas nacemos estresados, es lo normal, pero lo que decidimos hacer con éste es lo que nos causa bien en el cuerpo o mal, por ejemplo: Tenemos un trabajo que entregar, nos hacemos tontos/as por un rato y dos o hasta un día antes comenzamos hacerlo, entonces nos distresamos, y nos genera bronca y con ello cortisol (hormona que nos hace envejecer); sin embargo, cuando el eustrés se conecta comenzamos a trabajar desde el primer día, no importa si terminamos lo pedido o no, lo seguimos haciendo hasta la fecha de entrega, con calma y con consciencia, hasta terminarlo, no hay ansiedad, no hay distrés, no hay nada, sólo paz y tranquilidad, al final del día terminamos aquello que nos pidieron y somos libres.

Existen estilos de autoboicot o autosabotaje[1]:

1. Instintivo: Que tiene que ver con el control de los impulsos. Bajos niveles de Gaba Ácido Gamma Aminobutírico (GABA)[2]: Es el principal neurotransmisor Inhibitorio del cerebro. También es conocido como el calmante natural del cuerpo. Entre otras posibles implicaciones funcionales del GABA se sugiere que su alteración participa en los trastornos neurológicos y psiquiátricos humanos, incluyendo Corea de Huntington, epilepsia, discinesia tardía, alcoholismo, esquizofrenia, trastornos del sueño y la enfermedad de Parkinson.

El GABA actúa como un freno de los neurotransmisores excitatorios que llevan a la ansiedad. La gente con poco GABA tiende a sufrir de trastornos de la ansiedad, y los medicamentos como el Valium funcionan aumentando los efectos del GABA. Si el GABA está ausente en algunas partes del cerebro, se produce la epilepsia. Por tanto, los niveles bajos de GABA se vinculan con la ansiedad extrema.

El GABA resuelve la angustia y ansiedad de forma natural. A los atletas ayuda a lograr un óptimo aumento de la masa muscular, tiene propiedades inhibitorias del dolor, actúa contra estados depresivos y puede utilizarse para ataques convulsivos. Hasta el día de hoy no se conocen efectos secundarios importantes.

Estos bajos niveles hacen que las personas tengan tendencias a hacer las cosas sin pensar, y sus impulsos no se controlan, como adicciones, agresividad, Trastorno obsesivo compulsivo (TOC), etcétera. La idea es satisfacer a corto plazo nuestros instintos primarios, dejando a un lado la parte racional, o sea, el sistema límbico (emociones) nos hace actuar. De ahí la procrastinación, es decir, dejar todo para después, entonces podemos escuchar aquello de: “Sólo un capítulo de tal serie, después trabajo”; “llueve, mejor no voy al gimnasio”; “sólo un taquito más, qué puede pasar” etcétera.

2. Limitante: Más complejo, una parte cognitiva y emocional existe detrás del autosaboteo, miedo al cambio, al fracaso, incluso al éxito. Comienzan las cosas limitantes que tengo en mi cabeza.

Se pueden ver creencias como: He fracasado en otras ocasiones, si lo intento otra vez, fracasaré: La consecuencia es no hacerlo, pues si lo hago tendré el mismo resultado que la vez anterior y mejor me autoboicoteo.

También existe aquello que dice: Si triunfo, todos van a mirarme diferente, surgirán recelos, envidias y les voy a caer mal: Entonces mejor no lo hago, ni me esfuerzo, lo abandono, así todos me van a querer.

Otra de las visiones de los que se autoboicotean es la idea “no merezco ser amado/a, cuando me conozcan se cansarán de mí, o se darán cuenta que no valgo la pena”. De ahí que busquen joder sus relaciones, amoroso, filiales (amigos), etcétera, invento historias, celos, tratándolo mal, alejamiento de personas, la idea es joder lo bonito que hay, con miedo a poder construir mejores relaciones.

Una de las ideas actuales es pensar que el dinero es malo, el dinero jamás será malo, son malas las personas que utilizan el dinero para fines ruines, pero en sí, en dinero no es ni será malo; pero las personas que buscan el autoboicot dirán: “El dinero corrompe y es algo sucio”. Por lo que no buscan ganar más, pedir el aumento que quieren, mejorar los ingresos; pues al hacerlo se vuelven parte del sistema opresor… o eso creen.

Existen muchas ideas absurdas en cuanto el autoboicot limitante, pero son cosas que la gente usa para joderse y así sentir menos culpa.

Algunas de las causas del autoboicot son[3]:

1. No finalizar las cosas: No poner en primer lugar aquellas cosas que nos están dañando en lo deseado nos harán tener conflicto. Las personas pueden iniciar un sinfín de cosas, retos, sueños, tareas, proyectos, pero los dejan a medias, o incluso ni los comienzan, entonces se frustran, pues han dedicado horas de trabajo y esfuerzo a algo, pero no podrán tenerlo, pues no son aptos, o eso se meten en la cabeza, pues así, si no les sale lo que quieren no tendrán que frustrarse por el fracaso, esto limita el potencial que tienen.

2. autocontrol: No saber controlarse, nos causará un daño en la forma de llevar la dinámica interna.

3. Motivación: No hay o no queremos motivaciones ni extrínsecas (de afuera, como: Mejor paga, mejor posición, más aprendizaje); ni intrínseca (de adentro, como: Aplaudirnos, aceptarnos, comprometernos etcétera).

4. Baja o nula autoestima: Cuando no hay autoestima, no hay nada.

5. Seguridad: La falta de seguridad es un problema fuerte para causarnos autoboicot.

6. Creencias limitantes: Creer que no merecemos tener éxito; que Dios no permitirá lo que está pasando o lo que quiero, pensar que esto es demasiado bueno para mí o para ser verdad, etcétera.

7. Objetivos impuestos por terceros: Esto sucede mucho cuando alguna persona que yo veo autoridad me pone un objetivo (sin querer), pero no es mi meta, sueño o no me interesa.

8. Miedo a fracasar: Esto lo escucho muy seguido, tengo miedo de fracasar, el fracaso, es un invento del capitalismo para que no te arriesgues a hacer las cosas, porque tiene miedo de que tú crezcas.

9. Temor al cambio: Uno de los grandes problemas de muchas personas es el miedo al cambio, no saber controlar lo nuevo, hasta una mudanza de casa les causa un terror increíble.

10. Miedo a no estar a la altura de los demás: Otro miedo es no poder cumplir lo que los demás quieren de mí, este miedo se da mucho en personas que les encanta el like, la portada, estar en primera plana.

11. Miedo al qué dirán: Otro temor profundo es este, estar al pendiente de cómo me ve los demás, de qué dirán de mí, esto se da porque desde pequeños “debemos” ser como los y las demás nos digan.

12. Procrastinar: La procrastinación es el arte de poner todo para después. La idea es postergar o retrasar aquellas actividades que la persona debe atender necesariamente, lo que se hace es reemplazar las cosas importantes, por cosas secundarias, así usan como pretexto el que ellos/as pusieron prioridades, aunque esto sea una gran mentira.

13. Perfección: Una de las excusas ideales de los que se autoboicotean es la perfección, ideas como: “Me gusta que salga perfecto”; “no quiero que tenga errores”; “debe ser impecable”, etcétera, encuentran excusas perfectas para no avanzar.

Cómo dejar de autoboicotearse[4]

1. Definir (poner fin) a los ¿Por qué?: Definir o poner fin a las metas ayuda, entender que las metas, sueños o proyectos son importantes ayuda mucho a entender a dónde quiero llegar y por qué quiero llegar.

2. Fortalecer buenos hábitos: los hábitos se generan a partir de los 66 días de comenzar a hacerlos, antes no, se creía que era a los 21 días, después a los 61, pero ahora con las nuevas investigaciones sabemos que se hacen a los 66 días, motivarnos diariamente, hará que creamos que se puede hacer lo que queremos.

3. Evitar tentaciones para tu saboteador instintivo: Poner claros los “¿Por qués? Así el neocórtex (cerebro racional) estará al mando de toda tentación, y dejará a un lado lo intuitivo (cerebro reptil o mamífero). Eliminará distractores del trabajo o del estudio, es decir, dejará que gastes menos en redes sociales, pondrá horarios para estudiar y para hacer cosas que sirvan a tu crecimiento, etcétera. Además, deshará tentaciones del entorno, como, por ejemplo: Si tienes una nueva dieta, buscarás la comida no procesada, frutas y verduras, etcétera.

4. Abona el terreno de tu lado racional: Refuerza todo aquello que tenga que ver con la conduta que deseas fomentar. Es decir, lee más sobre aquello que te hará crecer, cuento, novela, libros científicos, etcétera. Júntate con gente que quiera crecer, que coma saludable, que lea, que entienda, que tenga comprensión lectora, busca talleres, cursos, diplomados que te hagan ser mejor persona, la idea es que busques que te inspiren a ser mejor en todos los ámbitos e la vida y hábitos que tienes.

5. Trabaja tu diálogo interno: Siempre les digo a mis pacientes/consultantes que se compren un diario, para que así pongan lo que dice su ser interior, les digo, escribe lo que piensas y sientes, déjalo unos días y después te vuelves a leer, así verás qué piensas y cómo lo haces, verás cómo te saboteas y cómo crees ideas tontas que te impusieron.

6. Trabaja tu inteligencia emocional: Si te conoces puedes ver todo aquello que mueve tus emociones, y cómo actúas con ellas, si no puedes gestionarlas de manera sana, busca ayuda profesional con un psicoterapeuta., esto implica la autoconsciencia: Qué pienso de mí; el autocontrol: Cómo puedo manejar las mis emociones; la empatía: Cómo puedo ponerme en el sentir del otro/a; y el asertividad: Cuáles son mis habilidades sociales para hablar con los demás.

Al final del día debemos entender que el autoboicotearse es problema de cada quien, sólo uno es quien se pone las barreras para no crecer, para no avanzar y para no crear; sin embargo, también uno es quien decide hacerse bien y creer y crear para uno, autoboicotearse o autosabotearse es una decisión propia, para crecer, hay que confiar en uno, no hay otro remedio.

Por lo demás amigos míos les dejo un abrazo enorme, sanador, muy nuestro, búsquenme en las redes sociales, soy Marco Antonio Meza Flores en todas, en Facebook, mi foto de perfil es Buda, Jesús y Krisna en un puente, y la foto de atrás tienen un letrero de advertencia divertido, en Instagram y TikTok es una camisa blanca bien linda y en Twitter es una foto mía con una camisa de Canah, de color azul o en www.marcoamezaflores.com, ahí está el blog “pregúntale a Marco”, en donde pongo las fuentes de dónde saqué la información de mis temas, o en mi correo electrónico reverendo_czy@hotmail.com, y si son muy buenos para leer, tengo mi columna “camina conmigo” en www.primeravueltanoticias.com, en la sección de colaboradores.

Y recuerda… mi voz irá contigo. Un abrazo cósmico.


[1] https://psicologia-estrategica.com/autoboicot-que-es-y-como-dejar-de-caer-en-el/

[2] Del libro a salir Meza-Flores, Marco Antonio. (2022). Al cuerpo le duele ¿lo escuchas? Escuchar tu cuerpo a través de la Biodescodificación. USA: Canah Editorial. pp. 57-58.

[3] Puede leerse https://psicologiaymente.com/psicologia/autosabotaje

[4] Léase https://psicologia-estrategica.com/autoboicot-que-es-y-como-dejar-de-caer-en-el/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *