Desmintiendo a la iglesia y sus engaños

Hola que tal amados amigos y amigas, los saluda su amigo Marco Antonio Meza Flores, aquí en ¿Qué es ser feliz? Y el día de hoy hablaremos de algo que me pidieron que hablara después de exponer “ojos en blanco”, cosas que desde la iglesia cristiana (las más de 8500 denominaciones y la católica romana) me enseñan y que en realidad no tienen nada de malo. Un tema que es pedido desde Medellin Colombia, y que muchas de las cosas son las que les dijeron dentro de la Iglesia: Hablaremos de “desmintiendo a la iglesia y sus engaños”, que nos habla de cómo nos guían cuando se habla de sexo.

La Iglesia cristiana (en todas sus formas y colores), es una de las peores cosas que le ha pasado al mundo, y fíjese que hable de la iglesia, y no de la idea del Cristo, porque esta (la iglesia), se ha ceñido a las ideas de sus líderes espirituales que más bien podría llamar doctrinales, ellos han llevado a muchos de los feligreses a ser intolerantes, retrogradas, ignorantes, machistas, faltos de lectura, prejuiciosos y perversos, cuando se trata de ver al otro o a la otra.

El pensamiento de ahora es, el sexo es del diablo, aunque sea tan rico y tan divertido hacerlo y que nos lo hagan, hablar de sexo es malo, vivir en sexo es demoniaco, de ahí que, me rebelo. y les doy algunas cosas ricas y bien estudiadas sobre la Escritura, yo un teólogo desde hace ya 20 años y pastor ordenado (muy a su pesar) desde hace 18 años.

Una de las cosas que no nos dicen es que el sexo indudablemente es una necesidad, sí, como se escucha o se lee, es una necesidad básica primaria en todo ser humano. Les explico:

Necesidades primarias: Sólo hay cinco necesidades primarias: Comer; Defecar; Beber agua; Dormir; Tener sexo (ya sea sólo o acompañado) ¡Oh, podrán decir! ¿Y respirar? Sólo cuando te estás ahogando es que se vuelve necesidad, antes es intrínseco, es decir, está dentro de las funciones del cuerpo, éste, lo hace sin problema alguno. Una necesidad primaria habla de aquello que el cuerpo necesita, y he leído que necesita refugio, pero esta es una necesidad instintiva, que no primaria, y el ser humano la busca y encuentra.

El sexo claro que es una necesidad primaria, pero no quiere decir que debe ser con una pareja, puede ser contigo mismo.

No es bueno delante de Dios tener sexo sin casarse: ¡Ups! Nos metemos en un gran problema, porque ¿a qué le llama casarse la iglesia? Por qué dentro de la Escritura hay muchas formas de casarse, ¿Cuál es la correcta? Ahora si salen con la idea de que Dios dijo “no es el bueno que el hombre esté solo”, no leo que diga después “cuando haga a su pareja entonces los casará y formarán un matrimonio”.

El matrimonio se daba en la cama, es decir cuando un hombre tenía sexo con una mujer, luego entonces, las relaciones prematrimoniales no existen, porque para los judíos eso no existe.

Ahora, que si lo queremos hablar desde acá con los datos crudos; el matrimonio se da entre dos o más personas (nos guste o no) que tienen un plan a futuro elaborado, además hay admiración entre ellas y hay deseo sexual; no hay una parte de la biblia que diga que Dios dice que debe haber un contrato, éste, en realidad se hizo por bienestar social y civil, es decir, el gobierno debía controlar cuántos matrimonios había (civil) y la sociedad controlar que se casaron “bien” (social o religiosa y económica) ; es decir, el matrimonio fue un mal necesario, porque así se puede controlar mejor; ahora, si entiendes las Escrituras, el matrimonio era un bien del hombre, que no de la mujer, pues ésta, era parte de los bienes del hombre (lo puedes leer en Éxodo 20), y un hombre rico necesitaba muchas mujeres como esposas para así presentar su riqueza ante los demás y sentirse poderoso, de ahí que veíamos a “grandes hombres bíblicos” con más de una esposa, y podrían decir, pero es que eran sus esposas, pero también habla de concubinas que estarían fuera del matrimonio.

La virginidad es agradable ante los ojos de Dios: Otra idea un poco absurda. En el Antiguo Testamento (AT) no se le aprecia, pues el hombre no debe estar solo, luego entonces, la vida matrimonial (si le podemos decir así) era un modo de vida en la ley, entonces, la virginidad era como la esterilidad, entonces una virgen era aquella que no participaba en la “bendición” de tener hijos. Eso, por un lado.

Por otro lado, una virgen era un buen negocio, se podía dar al mejor postor y así, sacar una buena tajada de dinero, o un buen negocio para la familia de la mujer, pues si la casa con alguien de más estatus, toda la familia de la hija crece.

Debemos saber que, el celibato no era bien visto, pues transgredía la ley de Dios, además que los rabinos no lo aprobaban, al grado que decían “Quien no tiene mujer no es un hombre completo”, regulaban el deseo sexual con el matrimonio, los casos raros se daban en lo que se supone estudiaban de la ley.

Por ende, la virginidad es mal vista por Dios; pero cuidado, no quiere decir que tendremos sexo descomunal con cualquier persona, porque al tener sexo damos energía y por ende, tomamos energía del otro, y esa, puede ser positiva o negativa, de la cual hablaré en otro punto.

La virginidad te asegura un buen matrimonio en el tiempo: ¡Ja! ¡Creen eso!, ser virgen no te da “un buen matrimonio”, en la sociedad en la que vivimos muchas personas (sobre todo hombres) piensan que casarse con una virgen es lo mejor, pero esa idea es machista, porque mientras ellos creen que una virgen es “la pareja ideal”, no piensan que mantenerse ellos vírgenes los hace también la pareja idea; además, ser virgen, no rige, ni asegura, que tu matrimonio será genial. Si crees que conociendo la vida sexual de tu pareja te dará seguridad, necesitas terapia.

La virginidad no asegura un buen matrimonio, es más, no hay nada que aseguro un buen matrimonio, lo que hay es dos (o más) intrivitrios que se atreven a caminar juntos, aún en las caídas, errores, cagadas, etcétera, eso es lo que hace un buen matrimonio.

La virginidad te permite no quedar embarazada: Eso es muy lógico, no tengas sexo, y por ende no quedarás embarazada, o tenlo sin protección, y puede que quedes embarazada. Creo que esta es la única realidad que han dicho en muchas iglesias, pero también creo que es algo que una persona hasta con dos neuronas sabe.

Las enfermedades venéreas casi no se hablan en la iglesia: Esto se puede dar porque se ignoran sobre ella, porque les da miedo hablar de ellas, o porque es mejor no mencionarlas.

Aunque no falta el valiente que quiere hacer mención de ellas y en realidad sólo dice tonterías y eso por hacerse el “buen predicador”, pero el mal conocedor para aquellos que sí saben.

Me platicaba alguien que ella escucho a un pastor decir que el VIH era la lepra del siglo XXI, la enfermedad de los homosexuales y pecadores, por eso se transmitía por el sexo, por hacerlo fuera de la voluntad de Dios.

Hazme el cabrón favor, o sea ellos saben cuál es la voluntad de Dios, y si leyera un poquito, los heterosexuales sufren más de VIH que los homosexuales.

Ahora, en la iglesia no te enseñan qué es el condón, ni cómo se usa, ni para qué sirve, no te dicen que es el mejor medio para evitar enfermedades venéreas. Hay tanto que enseñarle a la iglesia sobre eso.

Pero es que hablar de sexo no es sólo problema de la Iglesia, sino de todo el sistema educativo, la educación sexual en América es casi nula.

Si te violan, es hijo de la voluntad de Dios: Esta es una de las aberraciones más fuertes que dicen los que se suponen saben las cosas de la iglesia. Yo como terapeuta puedo decir que una violación es un trauma exageradamente grave, ahora, que seas violada y a parte que quedes embarazada es terrible, y no digo que no haya mujeres que, a pesar de eso, quieren tener al bebé porque es parte de ellas (eso dicen).

La violación es uno de los traumas más fuertes que he tratado de una mujer, porque no sólo las usaron como objetos, sino, que su familia (no siempre) la culpan de la situación que ella no provocó, y en lugar de sentirse protegida, se siente señalada.

Ahora, usar a Dios para que ellas tengan un hijo de una violación, es lo más vil que pueden hacer, porque Dios (desde mi óptica claro), no quiere que sufras, sino que vivas, y muchas de ellas no viven, están muertas en vida.

El sexo homosexual no es agradable ante la voluntad o los ojos de Dios: ¡Puf! Hablar de la homosexualidad es un gran problema cuando se trata de la iglesia; esto, debido a la mala interpretación (o nula) sobre el texto bíblico. Para empezar Homosexual es, Homo “igual” y el adjetivo Sexual “sexo”, que significa “gusto por el mismo sexo”, pero el término comienza a usarse a partir del siglo XX, aunque se arrastra desde el siglo diecinueve, Y se confundió con sodomita, usando el texto bíblico de Sodoma y Gomorra (que explicarlo aquí sería muy largo). Homosexual se acuña en 1868, por un periodista austriaco llamado Karl Maria Kertbery, que envió carta a un activista gay, pero no se habla más de eso. Pero fue Gustav Jäger en 1880 quien utiliza homosexualidad y la acuña hasta el día de hoy.

Si tomamos en cuenta las bases históricas, entonces la Escritura no puede hablar de homosexualidad como tal, sino como sodomía (por aquello del pueblo), pero entonces queda pobre la idea de la iglesia contemporánea de hablar de la homosexualidad.

Ahora se usan textos de no abusar de los hombres después de ser derrotados en la guerra usándolos de manera sexual, y dicen que eso se refiere a la homosexualidad, y no es así, debido a la visión machista, violar a un hombre es reducirlo al grado de mujer, y los rabinos creían que era mejor ser cerdo o perro antes de ser mujer… ah, y eso enseñaban.

Además, si fuera tan malo el asunto de las relaciones homosexuales ¿Por qué Jesús sanaría al siervo (país criado-amante) del centurión? Porque en esa época era tan normal ver eso, y Jesús también lo sabía… ¡na! Investiguen, la homosexualidad no es un problema para dios, eso que dice la iglesia es falso, Dios no anda metido en chismes de pasillo.

Dios puede restaurarte para que vuelvas al diseño original:

¿Cuál es el diseño original, ser sumisos, no preguntar, dejar que Dios nos ponga un árbol en el centro del jardín pero que es intocable?

Habría que enseñarle a esta clase de zoquetes que el diseño original, es ser tal y como te place ser, y no como te dijeron que tenías que ser.

Si te enojas con tu esposo(a) ten sexo para que no busque otra persona: El sexo es una cosa primordial en la pareja. Probablemente no sea tan mentiroso esto, pero no está bien explicado, al menos no desde la iglesia que lo toman como por miedo, y no como consecuencia de actos.

Cuando una pareja se enoja es normal que una o los dos no quieran tener sexo, pero cuidado, porque muchas mujeres castigan al hombre no teniendo sexo a pesar de que ellas si quieren tenerlo, pero piensan que, castigándolo, podrán controlarlo y de tanto que lo castigan, ellos terminan buscando a otra persona, sólo para tener sexo, no para ser pareja, ellos lo hacen por saciar una necesidad fisiológica.

Mientras que los hombres castigan a la mujer con su silencio, con la economía, con cosas que a ellas les gusta también, y si alguien más las escucha, entiende, procura, es también probable que se metan con él, pero ellas lo hacen por lo emocional.

Hay que estar lindas para el esposo, pero no para otros, no es bueno perder el recato, ni la modestia: Es muy conocido que dentro del mundo la mujer es más señalada que el hombre, y dentro del mundo eclesial es igual o peor, pues se busca precisamente “estar bien ante los demás”.

La mujer siempre ha perdido dentro de la iglesia, aún y que algunas se sientan libres, los señalamientos hacia ellas son tremendos por el machismo tan marcado que se vive, dentro y fuera de la iglesia.

Sin embargo, no es verdad que las mujeres deben estar lindas para el esposo, ¡no! Deben estar lindas (si quieren) para ellas, por ellas y con ellas, lo demás es un plus que le dan al mundo.

Porque si las mujeres deben estar lindas para el esposo; en una relación de pareja las cosas son recíprocas, y los hombres deben estar guapos para sus esposas.

La pornografía no es agradable ante los ojos de Dios: La palabra griega “porné”, habla de la prostituta de la calle o de baja estofa, a la fina y educada se le conoce como “hetera”; para los hombres es “pornés”; mientras que “grafía” es describir, entonces la pornografía es la descripción de una o un prostituto y lo que hace.

Ahora, esto de la pornografía no es agradable ante los ojos de Dios ¿de dónde diablos lo sacaron? Porque no recuerdo haber leído algo así, y decir qué le agrada a Dios y que no es complicado, posiblemente lo que no le agrade es vender algo de alguien que no quiere venderse, es decir, obligar a alguien a hacer algo que no quiere, pero ¿y si quiere? ¿A poco Dios lo castigaría? No sé, hay tanto que escarbar en estos temas, y muy poca gente con quien hablarlos sin que se enoje.

El sexo oral no es una buena forma de tener sexo: ¡Puf! Esto es tonto, lo explico en mi podcast 69 “Ojos en blanco” todos los beneficios del sexo oral y su importancia. Así que no hablaré de esto, vayan a escucharlo, si les interesa.

Hay que orar antes de tener sexo: ¿Y eso como por qué? ¿Se pondrá más buena la sesión? ¿Habrá más orgasmos? ¿Qué pasará?

La oración es un estilo de diálogo con alguien celestial o superior, ¿qué tiene que ver con el sexo?

Si les dicen eso, pregunten por qué, sería genial escuchar sus respuestas.

No debes ir solo o sola a sitios donde haya tentación, como cines, cafés, o teatros: ¿Qué tipo de enfermos creen esto? ¿A poco ahí hay tentación? Tentación viene del latín temptatio, y quiere decir “algo que provoca”, “algo que induce al deseo”.

Desde el hebreo massah, y del griego “peirasmos” que quiere decir “poner a prueba”, o simplemente “prueba”.

Ahora, ¿no es problema de uno que caiga en tentación? ¿Debemos culpar a otros/as por la tentación? ¿No es eso muy infantil?

Si la tentación es “algo que provoca”, ¿Acaso no podemos evitar que nos pase eso? Y cuando hablo de evitar, no es dejar de hacerlo, sino dejar de pensarlo, y sobre todo de vivirlo; si la tentación depende de uno, ¿por qué no hacerla a un lado?

Es tonto que en las iglesias nos digan que por culpa de ir al cine, teatro o café caigamos en tentaciones, porque eso es completamente decisión de uno, caer en tentación por los otros u otras.

Vestir con ropas cortas es incitar a los hombres a malos pensamientos: ¡Puf! Otra vez la ideología machista. Como psicoterapeuta me ha tocado defender a mujeres que son violadas por este tipo de idea absurda y machista, y pelear con otros seudopsicólogos (machos, aún que sean mujeres) que dicen que se visten de manera provocadora.

Lo siento, pero una mujer puede ir desnuda por la calle y nadie puede ni tocarla, ni agredirla. Si el hombre se excita es problema de él, no de ella; si el hombre agrede, es problema de él y no de ella, esto no tiene que ver con “cómo se viste”, sino con, cómo esta educado el hombre.

Debes casarte con quien tuviste sexo: ¡¿En serio?! Muchas de las personas, si no es que todas, dentro de la iglesia viven vida sexual antes del matrimonio (al menos en el siglo XXI), yo lo aprendí como pastor en la iglesia, cuando los jóvenes me dijeron que tenían vida sexual activa y que no dejarían de tenerla.

El sexo no es malo, lo malo son las energías que te metes por coger con cualquiera. Sin embargo, tener sexo no es malo, sólo debes aprender con quién tenerlo y con quién no.

El sexo, es una cosa de energía, pero nada tiene que ver con tener esa pareja para siempre.

Si está embaraza la mujer debes casarte: Falso, ¿cómo se van a casar con alguien que posiblemente no aman? La idea de a casar a alguien simplemente por estar embarazada forja infiernos de pareja, porque los hijos “anclas” no funciona jamás.

He visto muchas personas que se casan por eso, y al final, se odian por lo mismo. Si la iglesia quiere casarte por eso ¡huye!, la iglesia debe refugiarte, cuidarte y entender la decisión que tomas; si no lo hace, ella no vale pena.

Si eres fiel en el sexo, el otro/a también lo será: ¡jajajajaja! La infidelidad pocas veces se da por eso. La realidad puede ser cruda, pero real, la infidelidad es por falta de fe, lo digo en mi libro “El amor es una mierda”, que pueden conseguir en la página www.canahunlugardeesperanza.com, o en www.marcoamezaflores.com, si quieren saber más, compren el libro.

La fornicación es tener sexo fuera del matrimonio: Ok, si la tomamos del latín fornicari, actualmente quiere decir: “tener sexo fuera del matrimonio”. Sin embargo, desde su origen que es el que debería usarse en la iglesia, pues usa un texto antiguo, quiere decir “visitar un burdel”, debido a que fornicari procede de fornix, fornicis que quiere decir “arco, arcada, bóveda”, porque desde ahí las prostitutas ofrecían sus servicios, de ahí que fornix quiera decir “burdel, prostíbulo, casa de prostitución”.

Ahora, antiguamente cuando se hablaba de la fornicación, también se hablaba del sacrificio de animales a otros dioses, o sea, después del culto a otras deidades venía tener sexo con prostitutas.

Promiscuidad en la vida de los seres humanos es pecado: Promiscuo viene del latín promiscuus que quiere decir “mezclado, revuelto, o intercambio mutuo”. Es un adjetivo que se forma por “pro” que quiere decir “hacia adelante o en favor de”, y la raíz latina del “miscere” que significa “mezclar”.

Ya lo había mencionado con la traducción (no etimológica, sino personal) de mi hermano Max Rojas: Promiscuo: Dícese de la persona que coge más que yo”, y aunque no es cierta esta etimología, ¡da en el clavo!

Sin embargo, no deja de ser un concepto subjetivo, pues ¿quién dice cuántas parejas sexuales debe tener uno? Sin embargo, no podemos dejar de ver que los hombres son menos señalados por ser promiscuos que las mujeres, porque a la mujer se le califica como prostituta, o mejor dicho “puta”, “zorra”, “facilota”, “aflojadora”, etcétera, y a los hombres hasta se les aplaude y se les dan honores, etcétera, por la sociedad en general, no sólo por los hombres.

En fin, la iglesia debería ser un lugar de educación, abierto a la situación actual, no señaladora, ese es uno de sus más grandes problemas, no sabe ser un hospital que cura; una escuela que enseñe; y una casa que eduque; lo peor es que los que más señalan son los que andaban en peores pasos o los que andan.

Recuerda, para los demás tu pecado es señalable, pero el de ellos es aplaudible.

Por lo demás amigos míos les dejo un abrazo enorme, sanador, muy nuestro, búsquenme en las redes sociales, soy Marco Antonio Meza Flores en todas, en Facebook, mi foto de perfil es Buda, Jesús y Krisna en un puente, y la foto de atrás tienen un letrero de advertencia divertido, en Instagram y en Twitter es una foto de mí con una camisa de Canah, de color azul o en www.marcoamezaflores.com, ahí está el blog “pregúntale a Marco”, en mi correo electrónico reverendo_czy@hotmail.com, y si son muy buenos para leer, tengo mi columna “camina conmigo” en www.primeravueltanoticias.com, en la sección de opinión.

Y recuerda… mi voz irá contigo. Un abrazo cósmico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *